Haciendo clic, acepto que FC ENERGÍA me llame para recibir una oferta comercial. Para más información o ejercicio de mis derechos en la política de privacidad

Reciclar ropa, ¿qué opciones existen para el reciclaje de ropa?

Cómo reciclar ropa usada

Dinos la verdad —porque hay confianza, ¿no? 😉—, ¿cuánta ropa que realmente no necesitabas has comprado en estas rebajas de enero? (Tranqui, a tod@s nos pasa…) Pero, y ahora, ¿qué hacer con todo eso que ya no vamos a ponernos? Fácil: reciclar ropa.

Pues de eso va este artículo —además de recomendarte consumir menos—, de hablarte de las mejores opciones a nuestro alcance para reciclar ropa y darle segundas y terceras vidas a todo lo que ya no queremos (que suele ser mucho).

Y es que reciclar ropa vieja o reciclar ropa usada, además de “limpiar” nuestro armario de años y años de acumulación innecesaria, servirá para que otras personas puedan disfrutar de ciertas prendas necesarias que de otra manera les sería totalmente imposible; y por supuesto, hará de nuestro planeta un lugar mejor, más limpio y más sostenible 🌱.

Por eso, ¿por qué no desvelar ya todas las posibilidades a nuestra disposición sobre reciclado de ropa usada tanto para donarla como para reutilizarla de la manera más adecuada?

¡A por ello! 🙏

¿Por qué reciclar la ropa vieja?

Aunque ya sabemos que el reciclaje de ropa usada para muchos es un negocio de lo más lucrativo, lo cierto —y lo más valioso—, es que cumple una función social y medioambiental de primer orden e importancia; y por qué no decirlo, tan crucial y necesario, como lo es ya desde hace décadas el reciclaje de plásticos en todo el mundo.

Eso sí, debemos conocer perfectamente cómo reciclar ropa usada y sobre todo, dónde reciclar nuestra ropa vieja, de manera que realmente logremos cumplir sus dos funciones principales:

  1. Reciclaje de ropa para otras personas que no tienen acceso a estos artículos.
  2. Reciclaje de ropa para que sean convertidas en nuevas prendas evitando así su llegada a grandes vertederos y aguas de todo el mundo.

Y es que si hablamos en términos de reciclado de ropa, la moda de usar y tirar, no es que esté precisamente “demodé”… Aquí sólo unos cuantos datos que destacan claramente por qué es tan importante concienciarse sobre cómo reciclar ropa de manera adecuada:

  • Cada año se generan en el mundo cerca de 92 millones de toneladas de residuos textiles. 
  • Entre el 75 y el 85% de estos residuos, se queman o acaban en vertederos.
  • La industria textil es, según GreenPeace, la segunda más contaminante del mundo (después de la petrolera), produciendo el 20% de las aguas residuales.
  • Y el 10% de las emisiones de carbono en el mundo: 1,2 billones de toneladas de CO2, más que el transporte marítimo y la aviación internacional.
  • En 2050, nuestro consumo textil será el responsable del 25% de las emisiones de efecto invernadero.

Por eso, piensa en todos los artículos textiles —no sólo moda— que solemos utilizar: ropa de cama, ropa de casa, cortinas, ropa de animales, etc. Y ahora sí, veamos al detalle, todas y cada una de las formas de reutilizar ropa vieja que podemos llevar a cabo fácilmente.

¿Dónde reciclar la ropa vieja?

Todo lo que imagines: reciclar ropa de cama, reciclar ropa interior, reciclar ropa vaquera, reciclar ropa para perros, todo, se puede depositar en los contenedores especiales habilitados en la vía pública para el reciclado de ropa usada. Y de todo ello, hasta el 65%, podrá ser reutilizado por personas que lo necesiten. 

Por eso, te aconsejamos que nunca tires tu ropa vieja o usada a la basura aunque esté demasiado estropeada como para ser vendida o donada. Es mejor que los especialistas en residuos textiles valoren su estado y de no ser aptos para su reutilización, procedan a reciclarlos.

Así que, apunta bien porque existen ciertos requisitos que te contamos a continuación:

Contenedores para reciclar o donar ropa usada.

Los contenedores especiales de recogida de ropa son de múltiples formas y colores; pero podrás reconocerlos porque, normalmente, se ubican en las calles de tu municipio o ciudad junto a otros contenedores como el de vidrio o cartón. Ahora bien, toma nota de los principales requisitos sobre cómo reciclar tu ropa vieja en ellos:

  1. La ropa y resto de textiles se deben lavar, plegar y depositar en bolsas cerradas dentro de los contenedores.
  2. Los zapatos deben estar apareados y unidos por los cordones y dentro de una bolsa.
  3. Otros elementos como cinturones y bolsos deberían estar lo más compactados posibles.

Una vez esta ropa sea analizada, se clasificará en función de su calidad valorándose como apta para la reutilización o como materia prima para la fabricación de otros productos textiles o materiales de uso industrial; y el resto, se destinará a tratamientos en incineradoras o depósito en vertederos. Así de fácil ¡y de eficiente!

Otras ideas para reciclar ropa vieja. 

1. Vender la ropa usada.

Reutilizar y reciclar ropa de segunda mano y pagar por ella, es una tendencia al alza. En este sentido, existen tiendas como H&M o Calzedonia, que pagan ciertas cantidades por entregar tu ropa en sus tiendas. Y por supuesto, quién no conoce a estas alturas las apps de compra y venta de moda Vinted, Wallapop o Chicfy; sin duda, la vía más extendida para sacarle unos euros a la ropa que ya no te pones.

2. Reciclar tu ropa vaquera.

El reciclaje de ropa vaquera es infinito: desde hacerte unas zapatillas, convertir tu antigua chaqueta en un chaleco o ampliar una falda que te quedó pequeña, hasta confeccionar tu propia mochila o bolso con los restos de cualquier prenda de este tejido. ¡Hay mil vídeos y tutoriales en Internet donde tomar las mejores ideas para reciclar ropa y más aún, ropa vaquera!

3. Hacer patchwork.

¿Y qué es el patchwork? Pues se trata simplemente de crear una nueva pieza textil a partir de la unión de fragmentos de otras telas, como camisas, pantalones, etc. ¿El resultado? Pues podrás confeccionar una nueva manta, mantel, paños, forrar cojines o incluso darle vida a una nueva prenda de vestir… ¡Todo lo que se te ocurra, es bienvenido!

4. Customizar tu ropa usada.

Reutilizar y customizar prendas usadas es como hacer manualidades; sólo necesitas ganas de reciclar y un poquito de imaginación. Por ejemplo: para convertir unos pantalones largos en unos “shorts”, una camisa de hombre en un vestido o varios pañuelos en un cinturón… ¡Deja volar tu creatividad!

5. Reciclar toallas dándoles una segunda vida.

¿Toallas? ¿En serio? ¡Y tan en serio! Con ellas podrás hacerte un turbante, trapos, discos desmaquillantes, una alfombra para el baño, una manta a modo cambiador de bebés, un nuevo recambio para tu mopa o ¡un neceser de lo más suave y acolchado!

6. Donar tu ropa en tiendas.

Son multitud las empresas y entidades que facilitan el reciclaje y reutilización de todo tipo de prendas donadas; por ejemplo, Fundación Humana. Otra opción pueden ser tiendas de moda como Zara o Intimissimi, las cuales recogerán tu ropa usada para entregarla a organizaciones sin ánimo de lucro con las que colaboran.

7. ¡Regalar tu ropa!

Porque, ¡¿cuánta ropa literalmente NUEVA tienes en el armario muerta de risa y que incluso nunca has llegado a ponerte?! Pues por esas mismas prendas, estamos seguros de que amig@s tuy@s, te invitarían a una buena comida. Así que, organiza tu propio mercadillo benéfico y regala todo eso que no te pones a los que más te quieren —y te aguantan cuando vas de compras— 😜

8. Reciclar menos, consumiendo menos.

¿Sabes qué es incluso mejor que reciclar ropa? Comprar menos. Y aunque tod@s somos conscientes de que el consumismo en la moda, el denominado fast fashion, forma parte casi de nuestra vida diaria y nuestros hábitos de ocio, comprar sólo lo que necesitamos, nos resulta cada día más complicado… Pero, quizá va siendo hora de cambiarlo, ¿no?

Y es que somos nosotr@s, los consumidores, quienes tenemos el poder y el control para convertir esta industria del consumo en una industria sostenible. Y no sólo en el sector textil, sino en todos, incluido el eléctrico. Por eso, si quieres minimizar tu huella ecológica relacionada con tu consumo de ropa, recicla y consume menos. Y si quieres hacerlo también con respecto a la energía que consumes a diario, elige la opción verde de FC Energía: luz 100% renovable y gas a precio de coste, el más bajo del mercado y el más sostenible.

💚

Noticias relacionadas

Te llamamos

Déjanos tu número y te llamamos en menos de 24h

Genial! Tu teléfono se ha enviado correctamente. En breve recibirás nuestra llamada.