Haciendo clic, acepto que FC ENERGÍA me llame para recibir una oferta comercial. Para más información o ejercicio de mis derechos en la política de privacidad

Trucos para reciclar plástico en casa de forma sencilla

Reutilizar botellas de plástico

Quizá no todos estemos realmente concienciados sobre la urgente necesidad que supone reciclar plástico, pero seguro que en algo estamos totalmente de acuerdo: el plástico ha inundado por completo nuestra vida diaria.

Hoy en día, es difícil no encontrarlo en la mayoría de productos que consumimos: envases de alimentos, cosméticos, ropa, materiales de construcción, tecnología… Y esto por supuesto, lo paga nuestro planeta.

Tanto es así, que según datos de Greenpeace, cada año los plásticos que llegan a mares y océanos equivalen en basura a unas 1.200 veces el peso de la Torre Eiffel tardando una media de 500 años en descomponerse.

Y sí, nosotros también somos responsables, y mucho.

España es el cuarto país de la Unión Europea con mayor demanda de plásticos y sólo el 30% de ellos se reciclan; el 50% de los mismos acabaron en vertederos en 2016.

Por ello y porque reducir su consumo en nuestros hogares y aprender a cómo reciclarlo puede marcar definitivamente la diferencia ¿Qué os parece si nos ponemos “manos al reciclaje de plástico” de una vez por todas? 

No se hable más, ¡al lío!

Cómo reciclar plástico en casa

Sin duda que reciclar plásticos y depositarlos en el contenedor amarillo es una de las mejores alternativas y la solución más ecológica para reducir su impacto en el planeta.

Sin embargo, y porque sabemos que muchas veces su almacenaje puede resultar incómodo, que sepas que existen brillantes ideas para reciclar todo tipo de plásticos en casa y además, propiciarles una segunda vida útil.

¡Toma nota de las mejores!

Cómo reciclar plástico de botellas

Como has podido ver, las botellas de plástico son uno de los desperdicios más abundantes en ríos, mares, océanos, playas… Y su degradación puede tardar desde 450 años hasta 1.000 años o incluso no llegar nunca. Por ello, ¿por qué no darles algo de color y una segunda vida convertiéndolas en macetas para nuestra casa? Son resistentes, ligeras, manipulables y con unas tijeras, un poquito de maña y creatividad, incluso podrían convertirse… ¡en tu nuevo y económico jardín vertical!

Reciclar bolsas de plástico

¡Ojo! Las bolsas de plástico normales, las que te suelen cobrar en el súpermercado, irán como siempre al contenedor amarillo. Sin embargo, que sepas que desde este 2021 existe la obligación de que todas las bolsas ligeras (de espesor inferior a 50 micras, µm) o muy ligeras (inferiores a 15 µm) sean compostables. Es decir, que puedan degradarse biológicamente en plantas de compostaje o en compostadores domésticos y por lo tanto, que tú puedas tirarlas junto a tu bolsa de residuos orgánicos o restos biodegradables.

Pero si te animas a darles un nuevo uso con tus propias manos, ¡aquí un par de ideas! 

  • Lámparas con bolsas de plástico. Solo hay que cortar un círculo de cartón, clavar en él varios palillos largos de forma equidistante o una rejilla de metal y sobre esta estructura, colocaremos tiras hechas con nuestras bolsas. Finalmente, tapamos la parte superior e introducimos una bombilla LED, que no emite calor.
  • Utilizar muchas bolsas unidas para elaborar una tela impermeable con la que cubrir objetos de tu terraza o patio durante el invierno.

Reciclar tapones de plástico

¡Importante! Recicla siempre los tapones unidos a sus botellas ya que de lo contrario, lo más probable es que se acaben perdiendo y no entren al circuito de reciclaje.

Y ahora sí, aquí las mejores ideas creativas para reutilizar tus tapones de plástico:

  • Mosaico de colores y formas hecho con tapones de plástico.
  • Posavasos o salvamanteles.
  • Portalápices.
  • ¡Y por qué no! Camino “asfaltado” con tapones para jardines o patios.

Reciclar plástico sucio

¡Cuidado! Esto no se puede hacer. Básicamente porque: lo sucio puede contaminar el resto del plástico en perfectas condiciones de reciclaje. Por ello, límpialo antes de tirarlo en tu cubo o directamente al contenedor amarillo.

Reciclar plástico duro

Entre este tipo de plásticos el más común es el PVC o Policloruro de vinilo y es el que compone principalmente las tarjetas de crédito, marcos de puertas y ventanas, canalones, tuberías, revestimiento de cables, piel sintética, etc. Este compuesto resulta muy difícil de reciclar y por ello, lo mejor es que lo deposites en el centro de recogida de residuos más cercano a tu domicilio y no en el contenedor amarillo.

Otros plásticos

Reciclar plásticos PET o Tereftalato de polietileno resulta fácil y además es el tipo de plástico más utilizado de manera doméstica por ejemplo en botellas de bebidas, tarros de comida, ropa, botes de champú, colutorios, etc.

Sin embargo, además del PVC, existen otros también muy difíciles de reciclar como son el PS o Poliestireno utilizado en vasos térmicos, hueveras, bandejas de comida, relleno para embalaje o perchas. Y lo mismo ocurre a la hora de reciclar bidones de plástico grandes, biberones, discos compactos, envases para uso médico, piezas de coches, etc. 

Igualmente, en estos casos, lo mejor es depositar estos objetos en un centro de reciclaje especializado.

Además, y aunque en este caso sí que podemos depositarlo en el contendor amarillo sin ningún problema, reciclar plástico de burbuja o papel burbuja, también puede dar problemas por su tendencia a enredarse dentro de las máquinas clasificadoras de reciclaje.

Ideas para reutilizar plástico: las 3 más creativas

1. Juguetes hechos con envases de plástico

¡Nunca subestimes el poder del reciclaje y menos aún la imaginación de los más pequeños! Para ellos, cualquier objeto que se parezca a uno que ya conocen, les servirá para divertirse a lo grande y más aún si es construyendo y dando vida a sus propios juguetes. Camiones, coches, instrumentos de música, casas o castillos, ¡todo puede ser gracias a su resistencia y posibilidades!

2. Cesto hecho con tapones de plástico

Para la ropa sucia o para guardar todos los juguetes que hayamos hecho antes, es genial y sobre todo, ¡súper económico! Tan sólo sigue estos pasos:

  • Lava muy bien los tapones previamente y luego déjalos secar.
  • Corta las pestañas interiores de los tapones.
  • Abre 4 huecos en los lados de cada tapón y en forma de cruz.
  • Únelos atravesando un alambre o hilo grueso por medio de todos los huecos y ve poco a poco dando la forma y tamaño que quieras a tu cesto.

3. Escoba hecha con una botella de 2L

Es una idea muy simple pero de las más prácticas y sencillas que podemos llevar a cabo. Quita el tapón a una botella de 2L cortada por debajo de la mitad inferior, introduce el palo por el agujero y afiánzalo para que no se mueva y por último, corta en tira finas la parte inferior de la botella y hasta casi el tapón. ¿El resultado? Una escoba nueva ¡y de lo más duradera!

¿Por qué reciclar plástico?

La respuesta a esta cuestión es muy sencilla: porque reducir su consumo de manera drástica en cada uno de nuestros hogares y en todo el mundo, es ya una urgencia.

Y además, existen infinitas razones y datos que justifican esta respuesta:

  • Ya hay más de 5 billones de fragmentos de plástico flotando en nuestros océanos.
  • El plástico supone más del 12% de la cantidad de residuos sólidos urbanos.
  • En todo el mundo, el 73% de la basura de las playas es plástico.
  • Para 2050, casi todas las especies de aves marinas del planeta comerán plástico.
  • La Comisión Europea tiene como objetivo que para el 2030 todos los envases de plástico sean reciclables o reutilizables.
  • En todo el mundo se venden cada minuto casi un millón de envases plásticos de bebidas.
  • Más del 90% de los plásticos del mundo se producen a partir de combustibles fósiles. Por lo tanto, reciclar plástico significa contribuir a un mayor ahorro de combustibles no renovables.
  • Más del 40 por ciento del plástico se usa una sola vez y se tira.
  • El reciclaje de plástico supondrá además un menor volumen de emisión de gases de efecto invernadero.

Suficiente, ¿no? 

¿Y qué te parece si empezamos YA a actuar como individuos y sociedad?

¿Qué hacer además de reciclar plástico para ayudar al medio ambiente?

La generación de plásticos diaria en el mundo es infinita. Afortunadamente, las cosas que podemos hacer por no contribuir a ello, también. Aquí una pequeña lista con los 10 consejos que más nos gustan:

  1. Reduce el uso de envases de plástico y evita los alimentos envueltos en él.
  2. Utiliza bolsas 100% biodegradables para la basura.
  3. Compra cápsulas reutilizables para tu cafetera monodosis.
  4. Utiliza materiales naturales en la cocina como el acero inoxidable, la madera o el bambú.
  5. Deja de utilizar film transparente para envolver tus alimentos y sustitúyelo por tapas de silicona, por ejemplo.
  6. Utiliza pastillas de jabón para la ducha y olvida los envases de plástico.
  7. Lleva tus bolsas cuando vas a hacer la compra. Cada español gasta 180 bolsas de plástico al año.
  8. Consume sólo luz 100% renovable.

9. Evita las botellas de plástico. Opta por botellas de vidrio o acero inoxidable.

10. No te confundas de contenedor al reciclar:

  • Al amarillo, envases de plástico, envases metálicos y bricks.
  • En el azul, reciclaje de papel y cartón.
  • En el verde, el vidrio (botellas).
  • En orgánico, comida, servilletas y papel sucio, etc.
  • En el contenedor de restos, todo lo que no se puede reciclar ni convertir en compost.
  • Puntos limpios, todo lo que no se puede o no es aconsejable tirar en los contenedores convencionales.

Y tú, ¿reciclas plásticos a diario por el medioambiente
Si es así, cuéntanos cómo lo haces en tus redes sociales utilizando el hashtag #EnergiaPositiva y etiquetando a @FCEnergia para que nosotros también tomemos nota de tus mejores consejos 😉

👐

Noticias relacionadas

Qué es el consumo responsable

25 ejemplos de consumo responsable

Como sabes, no es lo mismo consumir que consumismo.  Lamentablemente, resulta complicado evitar esta faceta de nuestras vidas que desde

Te llamamos

Déjanos tu número y te llamamos en menos de 24h

Genial! Tu teléfono se ha enviado correctamente. En breve recibirás nuestra llamada.