Haciendo clic, acepto que FC ENERGÍA me llame para recibir una oferta comercial. Para más información o ejercicio de mis derechos en la política de privacidad

Claves para ahorrar en el consumo de tu nevera.

Cuánto consume un frigorífico

Si hablamos de ahorro de energía en el hogar —por cierto, no dejes de leer nuestros mejores consejos sobre cómo ahorrar energía en casa— no podemos pasar por alto que el mayor gasto de luz, sin lugar a dudas, se lo llevan nuestros electrodomésticos; y dentro de ellos, a la cabeza en coste energético, el consumo de la nevera.

En concreto, y como ya hiciéramos en otros artículos relacionados con la eficiencia energética de tu vivienda, este es el ranking oficial de electrodomésticos por su consumo:

  1. El frigorífico (662 kWh).
  2. El congelador (563 kWh).
  3. La televisión (263 kWh).
  4. La lavadora (255 kWh) 

Te enseñamos cómo ahorrar luz con este electrodoméstico—.

  1. La secadora (255 kWh).
  2. El lavavajillas (246 kWh).

Ahora bien, saber realmente cuánto consume un frigorífico depende de muchos factores como su capacidad —no es lo mismo el consumo de una nevera de 2 puertas que el de una nevera simple—, sus características tecnológicas, los años que tenga el aparato —el consumo de una nevera antigua siempre será mayor—, la potencia, el tamaño —el consumo de una nevera pequeña es mínimo— el mantenimiento y su estado funcional… 

Por eso, si te estás preguntando qué consumo tiene una nevera y cómo ahorrar en el consumo del frigorífico, lo mejor es que vayamos paso a paso desvelando todos y cada uno de sus trucos y peculiaridades —que no son pocas— 😉

¡Vamos allá!

Consumo de una nevera en kwh.

En primer lugar, recalquemos una vez más el dato principal de este artículo con respecto al consumo de la nevera: el frigorífico es el electrodoméstico que más consume y por lo tanto, que más luz gasta de la casa. Pero eso también quiere decir que es el aparato con el que más vamos a poder ahorrar si sabemos realmente cómo ser eficientes en el uso de nuestra nevera.

Dicho esto, debemos saber un segundo dato que es fundamental para bajar ese consumo de nevera medio al año en nuestro hogar de unos 662 kWh: si se trata de un frigorífico completo, debemos sumarle además el consumo de congelador que rondaría unos 563 kWh extra al año.

Y por último, un tercer dato que además resulta determinante porque es el que más influirá en el ahorro de luz en nevera: la categoría de eficiencia energética que tenga nuestro electrodoméstico.

Por ello, fijémonos principalmente en el consumo de un frigorífico A+++ y en concreto, en el consumo kwh nevera con esta categoría de eficiencia energética si lo comparamos con el consumo eléctrico de neveras menos eficientes.

Consumo de una nevera A+++.

Como ya apuntábamos en otros artículos de nuestro blog, te recomendamos siempre ENCARECIDAMENTE que si tienes la oportunidad y te lo puedes permitir en términos económicos, elijas tus electrodomésticos —y más aún tratándose del consumo de nevera— con la máxima categoría de eficiencia energética. ¿Por qué? Tu consumo de nevera A+++ bajará exponencialmente y puede alcanzar hasta el 40% de ahorro de luz de un hogar medio en España.

Diferencia del consumo de una nevera A+ y A+++.

La diferencia de consumo nevera A+ y A+++, sinceramente, se nota. Ahora bien, el precio también varía aunque todo dependerá de la marca del electrodoméstico y sus prestaciones o características especiales. 

De esta manera, en cuanto al consumo de nevera A+ comparado con el consumo de nevera A++ y el consumo de nevera A+++, debemos decir que: 

  1. Los electrodomésticos incluidos en la categoría A+ consumen del 30% al 42% en comparación con la energía que consumen aquellos peor catalogados del ranking, es decir, los etiquetados con la letra G y cuyo consumo se contempla como del 100% (cero ahorro).
  2. Los electrodomésticos A++ gastan sólo el 30% de la energía que precisan los de tipo G (70% de ahorro energético).
  3. Y en la categoría premium de eficiencia A+++, aún sumamos otro 5% de ahorro extra dejando su consumo en sólo el 25% con respecto a la energía que necesitará una nevera etiquetada como G.

Y te preguntarás… ¿Cómo se traduce esto en términos económicos? Pues con números y datos reales, el consumo nevera diario según su categoría de eficiencia energética quedaría así:

  • Neveras A+++: 0,062 € al día.
  • Neveras A++: 0,10 €.
  • A+: 0,115 €.

Consejos para reducir el consumo de luz de una nevera.

1. Regula su temperatura según la época del año.

Si el consumo watios nevera es de 662 kWh al año, podrás hacerlo hasta un 30% más eficiente simplemente regulando su temperatura entre los 3º y los 7º para la parte del refrigerador y siempre que no contenga carne o pescado —en ese caso, puedes elevarla ligeramente unos grados—.

2. Abre la puerta lo menos posible y manténla limpia.

Estos dos gestos, abrir la puerta lo menos posible y mantener el frigorífico limpio y libre de escarcha, te permitirán ahorrar hasta un 10% de su energía consumida en un año. En este sentido, el consumo nevera no frost siempre será menor que el consumo nevera normal.

3. Ojo al congelador.

Porque por cada grado que le bajemos, aumentaremos su consumo un 5% extra. Por ello, lo ideal es regular su temperatura siempre entre los -20º y los -18º y con respecto a sus paredes, mantenerlas libres de hielo ya que un espesor de más de 3 milímetros, supone elevar su consumo hasta en un 30%.

4. Su lugar en la casa, crucial.

Teniendo en cuenta que una vez coloquemos la nevera en el sitio donde queremos que esté, raramente se moverá en el futuro, elegir bien este sitio es fundamental. Para ello, y para lograr hasta un 15% de ahorro energético, tres consejos claves:

  • Ubicarla en un espacio donde por su parte posterior circule bien el aire.
  • Situarla en un lugar a la sombra.
  • Alejarla lo más posible del horno.

5. Cambiar de compañía de luz a una más barata y a ser posible, respetuosa con el medioambiente.

Como sabes, desde FC Energía siempre te instamos a que realices dos comprobaciones muy sencillas con respecto a tu actual tarifa de luz: 

  • La potencia que tienes contratada y la que realmente necesitas. 
  • Cuánto pagas actualmente por kW/hora. 

Una vez hagas esto y lo compares con lo que deberías estar pagando al pasarte a la energía a precio de coste que nosotros te ofrecemos  con una potencia adecuada perfectamente a tu consumo real y necesario, verás cómo ahorrar en tu factura de luz se convierte en algo casi cotidiano.

Y ahora que ya sabes cómo ahorrar en tu consumo de nevera gracias a nuestros consejos, ¿qué pierdes por probar a ahorrar también pasándote ya a FC Energía?

Escríbenos y nosotros te llamamos, ¡faltaría más! 😉

🙏

Noticias relacionadas

Te llamamos

Déjanos tu número y te llamamos en menos de 24h

Genial! Tu teléfono se ha enviado correctamente. En breve recibirás nuestra llamada.