Haciendo clic, acepto que FC ENERGÍA me llame para recibir una oferta comercial. Para más información o ejercicio de mis derechos en la política de privacidad

¿Cuánto consume un horno eléctrico? Trucos para ahorrar en tu factura.

Ahorrar en el consumo de un horno eléctrico

¿Has oído alguna vez eso de que el consumo del horno eléctrico es el mayor de todos dentro de los electrodomésticos que puedas tener en tu hogar? Pues ya es hora de que oigas esto otro: es totalmente falso. Y te contamos por qué.

Por supuesto, las altas temperaturas a las que trabaja un horno, lo convierten en uno de los electrodomésticos que más consumo de luz genera en un hogar. Sin embargo, saber cuánto consume un horno o si es el electrodoméstico que más consume de nuestra casa, vendrá determinado en primer lugar por la categoría energética y, también por el tipo de uso que le demos y los tramos horarios en los que lo utilicemos

Por eso, y porque el horno es un electrodoméstico fundamental en nuestro día a día, a continuación te mostramos todos los detalles del funcionamiento y consumo de un horno eléctrico y sobre todo, cómo ahorrar luz utilizando un horno eléctrico en tu vida diaria.

¿Estás list@? Pues pon ya a precalentar tu bolsillo porque entramos de lleno a explicarte cómo cocinar el máximo ahorro en tu factura de luz 💡

Consumo del horno eléctrico por hora

Según datos de la OCU, el mayor esfuerzo con respecto al pago de nuestra factura de la luz proviene principalmente de la calefacción —en caso de que sea eléctrica— y en segundo lugar, del uso cotidiano de nuestros electrodomésticos con la nevera o la lavadora (entre otros) a la cabeza de este consumo. Y aunque en el caso de la nevera, poco más podemos hacer que adaptar su temperatura de enfriado a la época del año, con la lavadora sí que podemos ahorrar mucha energía siguiendo estos sencillos consejos.

Por su parte, el consumo del horno eléctrico supone alrededor del 8,3% del total ya que aunque no lo usemos todos los días, su demanda energética promedio puede ser elevada: el consumo watts de un horno eléctrico está entre 800 y 2.200 kWh dependiendo del modelo y su eficiencia energética.

Pero, ¿cómo sabemos el consumo de un horno eléctrico en euros? Mejor con un ejemplo 😉

Imagina que tu horno, cuya categoría de eficiencia se encuentra en un punto intermedio, está funcionando a plena potencia durante una hora. Pues bien, su consumo aproximado será de unos 1,5 kWh (1.500 Wh) por lo que para saber cuál será su coste en euros sólo tienes que saber cuál es el precio de tu factura al que pagas el kilovatios / hora y multiplicar ese dato por el consumo, es decir, por 1.5.

Fácil ¿verdad? 🙂 ¿Y ahorrar en el consumo de tu horno eléctrico? ¡Pues también! 

8 consejos para ahorrar en el consumo del horno eléctrico

1. Si puedes, elige cocinar en el microondas o en la vitro

En el caso del microondas, al poder calentar sin tener que elevar su temperatura interior, reducirá considerablemente nuestro consumo. Por su parte, la vitro de inducción también nos permitirá ahorrar luz y hasta un 45% más que la vitro convencional.

2. Mantén tu horno limpio de grasas

Esto hará que la superficie interior de tu electrodoméstico tome la temperatura deseada en el mejor tiempo posible, la conserve mejor y por lo tanto, su consumo de luz sea más óptimo y eficiente.

3. No lo abras durante la cocción.

Parece de libro pero siempre se nos olvida y caemos una y otra vez en mirar su interior abriendo la puerta. Además, toma buena nota porque este sencillo consejo es uno de los más eficaces de todos.

4. Apágalo siempre 5-10 minutos antes.

De esta manera lograrás ahorrar energía mientras aprovechas al máximo el calor residual que ya posee el horno en su interior para terminar de cocinar tu receta.

5. Precalienta el horno sólo si la receta lo requiere.

Y ten en cuenta que si el tiempo de cocción u horneado de tu receta requiere un tiempo superior a 1 hora, no tendrás que precalentar tu horno. Hazlo en el caso de cocinados rápidos como el de una pizza, por ejemplo.

6. Hornea varios platos a la vez.

Es un truco también muy obvio pero en el que difícilmente caemos en nuestro día a día. Por ello, aúna varias recetas y elabóralas a la vez para aprovechar al máximo el calentamiento de tu aparato.

7. Elige siempre el modelo más eficiente.

Porque a la larga, será lo más inteligente en términos de ahorro. Y para elegirlo, ten en cuenta la nueva simplificación de la etiqueta energética de los electrodomésticos, la cual, desde este 1 de marzo, ha vuelto a la escala inicial clasificando los electrodomésticos de la A a la G, de menor a mayor eficiencia.

8. Consume luz 100% renovable y siempre a precio de coste.

Si quieres contribuir con el medioambiente y ahorrar a partes, elige energía 100% renovable y —¡ojo! Muy importante— sólo a precio de coste. Aquí te explicamos qué siginifica “la luz a precio de coste” de FC Energía y por qué te permitirá ahorrar mes a mes en tu consumo de horno eléctrico y en tu factura de luz.

Consumo del horno eléctrico VS microondas.

Lo normal en la mayoría de hogares de nuestro país, es tener un horno eléctrico y además, un microondas. Digamos que el horno lo utilizamos en ocasiones más concretas o especiales como cocciones lentas de carne o pescados, pizzas y lasañas, para postres, etc; y el microondas sin embargo lo usamos de manera frecuente para calentar o recalentar platos ya cocinados, agua para té o leche para el café, por ejemplo.

Por ello, la frecuencia de uso de uno y otro son muy dispares; pero también su consumo: el microondas es capaz de ahorrar hasta un 75% más de energía que un horno eléctrico convencional.

Pero, ¿cómo es posible siendo la potencia de ambos tan parecida en muchos casos? Muy fácil: como decíamos anteriormente, la tecnología del microondas nos permitirá calentar cualquier cosa sin necesidad de calentar previamente la superficie y/o el ambiente en los que se encuentra. Por ello, el microondas es perfecto si lo que quieres es ahorrar y además, desperdiciar la menor energía posible.

Consumo del horno eléctrico VS gas.

Ni que decir tiene que el precio del gas natural suele ser más barato que el de la electricidad. Por ello, partiendo ya desde esta base, el consumo del horno eléctrico vs horno de gas, la comparativa tiende claramente a dar como vencedor al segundo.

Sin embargo, la verdadera diferencia en ahorro con respecto a ambos, se verá reflejada a medida que hagamos un uso más reiterado de nuestro horno. Si es tu caso y usas mucho el horno, sin duda te aconsejamos que te plantees instalar uno de gas; pero si utilizas el horno de manera puntual o en contadas ocasiones durante el mes, quizá lo mejor es que sigas al pie de la letra nuestros consejos anteriores para ser lo más eficiente posible en el consumo de energía de tu horno eléctrico.

Y nada más por nuestra parte. Sólo decirte que nos alegra ver que tanto el ahorro como la sostenibilidad y la eficiencia energética, te interesan tanto como a nosotros y que esperamos que toda esta información te sirva para serlo, cada día, un poquito más.

¡Ánimo! 😉

Noticias relacionadas

Te llamamos

Déjanos tu número y te llamamos en menos de 24h

Genial! Tu teléfono se ha enviado correctamente. En breve recibirás nuestra llamada.