Haciendo clic, acepto que FC ENERGÍA me llame para recibir una oferta comercial. Para más información o ejercicio de mis derechos en la política de privacidad

¿Cuánto consume el aire acondicionado?

¡Ajá! ¡Es la pregunta del millón!

Ya que dependiendo de cómo lo uses podemos encontrar diferentes respuestas a la pregunta, ¿cuánto consume el aire acondicionado?

Por ello, en FC Energía hemos preparado esta artículo para que sepas lo que realmente consume el aire acondicionado y cuánto podrías ahorrar este verano si lo utilizases de la manera más eficiente


¿Estás preparad@? ¡Pues al lío!

Consumo en Vatios del aire acondicionado

Sí amig@s, nos ponemos un poquito técnicos para que podamos comprender por qué pagamos más aún poniendo menos el aire acondicionado. ¿Brujería de las energéticas? No, no. Trucos del almendruco 😉 Que por cierto, hoy vas a conocer al dedillo.

Antes de nada, a la pregunta del “consumo del aire acondicionado en vatios , responderte que, en primer lugar, TODO dependerá de la clasificación energética de nuestra máquina. En este sentido —te sonará seguro— el etiquetado que define la categoría de eficiencia energética de nuestros productos de climatización, va desde desde la A hasta la G, siendo A+++ el máximo valor

Además, en este aspecto, influyen también las prestaciones y la tecnología que lleve incorporada el equipo. ¿Has oído hablar de la tecnología inverter? Sin entrar en detalles técnicos —que hace mucho calor— quedémonos con este resumen: tecnología inverter = Gas R32 = altos valores de clasificación energética = menos consumo aire acondicionado.

¿Bien hasta aquí? Perfecto porque sólo con tener esto claro, tu bolsillo ya está respirando de otra manera, ¿lo notas?

Siguiente dato a tener en cuenta, dos valores: SEER y SCOP. Como otras veces, ni te preocupes de saber lo que son. Simplemente apunta esto: cuanto más altos sean, menor consumo energético. Y sí, todo esto está muy bien, pero tú dirás: oye, pero entonces, ¿qué consumo tiene un aire acondicionado? ¡Venga, profundicemos otro poquito más!

Dejando a un lado el tipo de aire acondicionado que tengas instalado, sea como sea, todos se rigen por los dos factores más importantes a la hora de calcular el consumo de aire acondicionado: la potencia del equipo y las horas que se tenga en marcha.

—Puedes calcular tu consumo con FC Energía aplicando esta misma fórmula a la tarifa de precio indexado según horarios punta, llano y valle de la nueva tarifa de luz 2.0TD—.

Pero —¡ojo!— hay otros métodos y truquitos para bajar temperatura y dinero a partes iguales. Por ejemplo, uno del que se habla poco y es crucial: el aislamiento correcto de tu casa. Por eso, cuando pongas el aire acondicionado, cierra puertas, ventanas y persianas para favorecer el aprovechamiento del frío y no derrochar energía.

Y otro muy importante: utilizar lo máximo posible el modo Eco de nuestro aparato; con este gesto, lograrás un ahorro en tu consumo de hasta el 30%.

¿Quieres saber más? ¡Pues sigamos que nos quedamos fríos! 😉

Cuánto consumen las funcionalidades del aire acondicionado

Cómo hemos visto anteriormente, tenemos varios trucos para ser más eficientes en el consumo que hacemos de nuestro aire acondicionado. 

Aunque más allá de estos consejos, debemos de tener muy en cuenta cómo funcionan los modos y funcionalidades de nuestro equipo. Además de cómo estos influyen en el consumo final. —porque influyen, y mucho, créenos—.

Consumo aire acondicionado modo Sleep

Uno de los modos más comunes y que más eficiencia y ahorro nos aportan, es el modo “Sleep” o modo dormir, que como su propio nombre indica, permitirá o bien que la temperatura suba gradualmente sólo hasta cierto punto (ya que cuando las personas duermen, su temperatura corporal desciende ligeramente), o bien que el equipo se apague pasado un cierto tiempo.

Consumo aire acondicionado modo deshumidificador

También conocido como modo “DRY” (seco), se utiliza para rebajar el nivel de humedad en la habitación o estancia, pero no debemos confundirlo con los modos normales de frío o calor ya que su función principal no es climatizar puramente dicho, sino actuar como deshumidificador de la estancia. En este modo, el consumo de nuestro aparato, también será, por norma general, menor que en el modo frío o calor.

Consumo aire acondicionado modo Auto

Con el modo AUTO (automático), nosotros marcamos la temperatura deseada, siendo el propio aparato el que regulará su funcionamiento para ajustarse de manera automática y mantener así dicha temperatura asignada. Este modo, sin duda, es muy eficiente a la hora de mantener una estancia climatizada por varias horas seguidas logrando un consumo energético menor con unas sensaciones de comodidad y frescor, constantes y duraderas.

Consumo aire acondicionado modo Fan

El modo FAN (ventilador), como su propio nombre indica, permite que nuestro aire acondicionado adopte la funcionalidad de sólo ventilador activando sus ventiladores internos con la diferencia de que en esta ocasión, no estaremos refrigerando la estancia sino simplemente haciendo circular el aire que existe en ella. 

Este modo es perfecto para mover el aire de la estancia ya refrigerado o para seleccionar en esos días de menos calor. También es ideal para combinar con otra máquina que esté refrigerando el hogar en modo “Cool” o frío ya que con sólo una encendida y otra en modo ventilador, lograremos grandes resultados economizando muchísimo el gasto energético.

Consumo aire acondicionado modo Heat

Por modo Heat, entenderemos, modo calor o modo caliente. Es decir, cuando queramos usar nuestro aparato de aire acondicionado para calentar nuestra estancia y hogar, pulsaremos la tecla del mando que diga “heat”. Ahora bien, ¿consume más o menos que el modo Cool o frío? (¡Desmontemos el mito!)

Esto es muy simple, un aire acondicionado consumirá más energía eléctrica cuanto más duro tenga que trabajar. Si hace demasiado calor, trabajará más duro para enfriar el ambiente. Si hace demasiado frío, trabajará más duro para calentarlo. Ya está. 

Así que sí: si te han dicho que en cualquiera de los modos, frío o calor, el consumo es mayor, cambia de asesor que sepas que esa información, es un mito.

¿Y cuánto consumen los aires acondicionados centralizados?

Antes de nada, definir que un aire acondicionado centralizado no es más que un aire acondicionado que parte de un sistema de distribución central y, por conductos y una serie de tubos, impulsa el aire frío o caliente por las rejillas ubicadas en el techo o la pared.

¿Ventajas?

  • No hay aparatos a la vista, por lo que pueden ser más estéticos o atractivos.
  • Permite climatizar a la vez distintos ambientes.
  • El mantenimiento es sencillo.
  • La distribución del aire es mejor.

¿Desventajas?

  • Una única temperatura para toda la casa. Y al no ser posible, generalmente, climatizar por habitaciones, el consumo aire acondicionado centralizado siempre será mayor.

Aire acondicionado VS Ventilador

En la batalla contra el mercurio y el calor, sentimos decirte que sólo hay un claro y posible ganador. Y sí, se llama aire acondicionado y con todas las letras. 

Ahora bien, si toleras fácil esto del calor (y no pegar ojo por las noches) o las temperaturas de tu hogar no son excesivamente altas —insufribles—, siempre puedes optar por la opción SÚPER económica en cuanto a “consumo aire acondicionado VS ventilador” se refiere. Por supuesto aquí, gana el abanico motorizado 2.0 (y por goleada) ya que su ahorro asciende hasta el 90% y su precio, también es muchísimo menor.

Bueno qué, ¿completito no? 

Esperamos que no te hayan quedado dudas en cuanto a lo que a “consumo aire acondicionado” se refiere. 

Aún así, si quieres más trucos o, simplemente, indagar más sobre cómo ahorrar en tu factura de luz, te recomendamos que eches un vistazo a este artículo con los mejores consejos para ahorrar en tu factura en verano y a seguir disfrutando del sol y el calor, pero no en casa.

Noticias relacionadas

Te llamamos

Déjanos tu número y te llamamos en menos de 24h

Genial! Tu teléfono se ha enviado correctamente. En breve recibirás nuestra llamada.