Haciendo clic, acepto que FC ENERGÍA me llame para recibir una oferta comercial. Para más información o ejercicio de mis derechos en la política de privacidad

Consejos para ahorrar en tu factura de luz: los mejores trucos para el verano.

Cómo ahorrar en la factura de la luz

Sube la temperatura y… ¡suben los vatios! 

¡Es que nunca falla eh! Es llegar el verano y que nuestras facturas empiecen a llegar multiplicadas como por arte de magia… Pero, ¿te imaginas poder hacer magia algo para que eso no ocurra o al menos, no de esa forma taaaan disparatada? Tranqui, tenemos muuuchos trucos que vamos a compartir contigo en brevísimo.

Si lo que quieres es ahorrar sin tener que prescindir de los electrodomésticos que más te facilitan la vida, te proponemos cambiar de hábitos y modificar el modo en que los utilizas normalmente —además de que empieces a pensarte esto que llevas posponiendo tantísimo tiempo ya; sí, eso, ¿cómo era? Lo de cambiarte de compañía de luz, eso—.

En definitiva, te proponemos toda una lista de superconsejos para ahorrar en tu factura de la luz en verano que no sólo debes leer, sino que tienes que grabarte a fuego —como la temperatura del aire en agosto— o dejarte escrito y bien grande en esa lista de cosas importantes a recordar que siempre te pones en la puerta de la nevera 😉

¿Comenzamos? ¡Vamos allá!

Trucos para ahorrar luz en verano

Según el consenso de los expertos, los seis electrodomésticos que más energía consumen en una casa de media y por año son:

  1. El frigorífico (662 kWh).
  2. El congelador (563 kWh).
  3. La televisión (263 kWh).
  4. La lavadora (255 kWh).
  5. La secadora (255 kWh).
  6. El lavavajillas (246 kWh).

Sin embargo, estos valores varían en función de la eficiencia de nuestros electrodomésticos y del (buen) uso que hagamos de él. Por eso, aquí nuestras recomendaciones más top para ahorrar entre un 10 y un 50% en tu factura de luz.

Ahorrar luz consumiéndola cuando sea más barata

Sin duda, este es el principal para ahorrar en la factura de la luz. Y para ello, sólo tienes que saber lo que ya “sabes”: las franjas horarias de la nueva tarifa de luz:

  • Valle, la más barata. Entre las 00:00 y las 8:00 y las 24 horas del fin de semana.
  • Llano, precio medio. Entre las 8:00 y las 10:00, las 14:00 y las 18:00 y las 22:00 y las 00:00.
  • Punta, mayor coste. Desde las 10:00 hasta las 14:00 y entre las 18:00 y las 22:00.

Además, recomendamos apostar por compañías que ofrezcan energía a precio de coste, es decir, solo te cobran por tu consumo más una pequeña cuota (4,95€ al mes + lo que gastes en tu consumo)  

Ahorrar luz con bombillas LED

Parece mínimo pero tiene un gran impacto a la larga. Por ello, te recomendamos cambiar las bombillas normales por bombillas LED, ya que además de que consumen menos luz, también emitirán menos calor a tu hogar.

Ahorrar luz con el aire acondicionado

Dos aspectos fundamentales si aún no lo tienes y estás pensando en instalarlo en tu casa: opta por tecnología Inverter (es hasta un 40% más eficiente que otro sistema convencional) y elige la potencia correcta en función del tamaño de la estancia que vas a climatizar.

Ahorrar luz con el lavavajillas

Antes de nada, un dato: un lavavajillas eficiente energéticamente solo gasta 1.3 kilovatios a la hora (es realmente poco). Por ello, si necesitas uno nuevo o vas a adquirirlo, que sea lo más eficiente posible, es decir clase A, B o C. Y como segundo consejo, utiliza el programa ECO: conseguirás ahorrar un 20% de luz y un 16% de agua con respecto al programa normal. Además, el programa de media casi no procura casi ahorro, así que mejor, ponlo cuando esté completamente lleno y limpia el filtro a menudo para su mejor funcionamiento.

Ahorrar luz con la lavadora

Con este electrodoméstico, es sencillo: siempre que puedas, lava en frío ya que puede disminuir hasta un 85% el consumo de luz. Y aquí otro dato: lavar a 30º o menos en lugar de 60º, puede ahorrar hasta un 60% de energía.

Ahorrar luz con la secadora

Si tu secadora cuenta con el programa de facilitado del planchado o de retirada de arrugas —casi todas lo tienes—, úsalo sin pensártelo dos veces. Con él, lograrás reducir el consumo de energía en un 25%.

Ahorrar luz con el frigorífico

En cuanto a la nevera, la clave está en regular bien su temperatura: entre 3 y 7º para el refrigerador (siempre que no tenga en su interior carne o pescado), y de -20 a -18º para el congelador. Y por supuesto, trata de abrir la puerta lo menos posible y de que por dentro no tenga escarcha ya que esto aumenta su consumo hasta en un 10%.

Ahorrar luz con la plancha

Sentimos comunicarte que la plancha es uno de los electrodomésticos que más consume. Por ello, de nuevo, si necesitas cambiarla, opta por un modelo eficiente y sobre todo, acumula muchas prendas cada vez que vayas a utilizarla para concentrar su consumo y rematar la faena de una sola vez (y ya sabes, si puede ser, en las horas o días de menor coste).

Ahorrar luz con el horno

Nuestros consejos son sencillos: a la hora sobre todo de utilizarlo, no lo precalientes durante mucho tiempo y apágalo 5-10 minutos antes de terminar su uso para aprovechar su calor residual y que al abrirlo, nos pase al hogar el menos calor posible. Y sobre todo, ten en cuenta que cada vez que abres la puerta de tu horno, el consumo se eleva un 20%.

Ahorrar luz con la vitrocerámica

Procura que tu menaje tanto de ollas como de cacerolas, tengan el mismo tamaño que los “fuegos” de tu placa e intenta taparlas siempre para que aprovechen mejor el calor.

Ahorrar luz con el consumo fantasma y con regletas con interruptores

Evita el consumo fantasma o “stand-by” de todos tus aparatos eléctricos (televisores, ordenadores, equipos de música…) desenchufándolos o bien, teniéndolos enchufados por grupos a una misma regleta y apagando ésta cada vez que no los estés usando. Ten en cuenta que el coste de este tipo de consumo suele rondar los 375 kWh, es decir, unos 75 euros al año y que desconectarlos puede hacerte ahorrar hasta un 10% de toda la luz que estos mismos consumen.

Ahorrar luz con electrodomésticos eficientes

Si tienes que comprar un electrodoméstico o cualquier aparato eléctrico o electrónico nuevo, elige los que tengan categoría energética A, B o C o como tod@s las conocemos A +, A++ o A+++. Aunque sean más caros, a la larga, la diferencia de consumo energético puede alcanzar hasta el 40%.

Ahorrar luz con el termo

Aunque no se utilice demasiado en verano, siempre suma; y nosotros queremos restar. Por eso, te recomendamos que no lo instales ni en la terraza, ni en el sótano ni en el garaje, que siempre aisles las tuberías, que no supere la temperatura de 60 ˚C, que tengas un programador para calentar el agua en las horas más baratas.

Ahorrar luz cambiando de compañía eléctrica

Revisa tu tarifa y la potencia contratada para ajustarla al máximo a tu consumo real y paga sólo por lo que necesitas y consumes de verdad. Esto es algo que ninguna compañía eléctrica te dice pero que es fundamental para pagar menos en tu factura de luz. Elige la tarifa que mejor te conviene y la potencia justa para ti con FC Energía y empieza a ahorrar ya desde este mismo mes.

Trucos para mantener la casa fresca en verano y ahorrar luz

1. Ahorra luz dejando que entre aire por la noche y por la mañana

Tanto por la mañana como por la noche, las temperaturas son siempre más bajas y puedes aprovechar para refrescar tu hogar. Por ello, ventila siempre a primera hora de la mañana y cuando caiga el sol, abre tus ventanas para que el aire circule y poco a poco, a medida que avanza la noche, vaya enfriando cada una de tus estancias.

2. Ahorra luz bajando persianas y estores

Para que los rayos de sol a través de las ventanas no calienten nuestra casa, es fundamental bajar las persianas o estores siempre bajados durante todas las horas de sol y sobre todo en aquellas de más calor.

 3. Ahorrar luz desconectando aparatos

Aunque no lo creas, los aparatos electrónicos que dejamos conectados, además de estar consumiendo luz (ya sabemos, consumo fantasma), desprenden calor y se deben desenchufar cuando no los usemos.

4. Ahorrar luz utilizando plantas de interior

Como lo lees 😉 Apunta bien esto: las plantas proporcionan humedad al ambiente y por lo tanto, refrescan las estancias de nuestra casa. Y cuanto más verdes y más grandes sean, mejor. Rocía agua sobre ellas y ellas te devolverán el frescor dosificado durante todo el día.

5. Ahorrar luz con un buen aislamiento

Sí, es cierto que no es igual de “económico” que los anteriores, pero sin duda, es el más efectivo y hemos de mencionarlo por eso mismo, por su importancia a la hora de mantener fresco un hogar y sobre todo, de ahorrar en nuestra factura de luz. En este sentido, podemos recurrir a las dobles ventanas de tipo “climalit”, al proyectado de paredes y techo, o a la instalación de toldos que cubran las ventanas e impidan que el sol incida directamente en nuestras estancias.

Y a ti, ¿se te ocurren más consejos a la hora de mejorar la eficiencia de nuestras casas y ahorrar luz mes a mes en estos días de más calor del año?

Si es así, háznoslos llegar y los incluiremos entre nuestras próximas recomendaciones veraniegas para que, entre todos, poco a poco, logremos reducir el consumo de luz y también, por supuesto, el coste medioambiental a nuestro planeta.

💚

Noticias relacionadas

Te llamamos

Déjanos tu número y te llamamos en menos de 24h

Genial! Tu teléfono se ha enviado correctamente. En breve recibirás nuestra llamada.