5 consejos para unas Navidades más sostenibles

5 consejos para celebrar una Navidad más sostenible - header

La Navidad ya está a la vuelta de la esquina y, este año más que nunca, tenemos ganas de poder celebrar estas fiestas. Sin duda serán unas Navidades diferentes, que exigirán soluciones creativas para cumplir con las restricciones por la pandemia. Aún así, lo celebraremos por todo lo alto con responsabilidad, solidaridad y, por supuesto, también con sostenibilidad. Por eso hoy, te dejamos 5 consejos para celebrar unas Navidades más sostenibles.

Porque disfrutar de unas fiestas en condiciones no está reñido con celebrar unas Navidades más sostenibles. ¿Estás preparado para celebrar tu “Green Christmas” particular?

Te damos algunos consejos que puedes poner en práctica fácilmente estos días, para que estas Navidades sean más sostenibles y respetuosas con el medioambiente. Además, te permitirán también reducir tu consumo energético y ahorrar en tu factura de luz y gas. ¿Estás preparado para nuestros 5 consejos para unas Navidades más sostenibles?

El árbol de Navidad más sostenible: con materiales reciclados y biodegradables

Hoy en día existen varias opciones que pueden ser más o menos respetuosas con el medioambiente. A continuación, os explicamos los pros y contras de cada una.

En primer lugar, tenemos el árbol de Navidad artificial. Es cierto que este tipo de árbol se reutiliza a lo largo de los años, pero también lo es que está hecho de plásticos que no son biodegradables y que, una vez nos deshagamos de él, tardarán decenas de años en desaparecer. Además, su huella de carbono es muy elevada ya que su producción es contaminante y acostumbran a ser transportados desde países lejanos, como China.

Entonces, la alternativa sería optar por un árbol natural, plantado en una maceta. Estos árboles son biodegradables, pueden ser trasplantados o usarse posteriormente para leña, materiales de carpintería o compost que generan muy poco CO2. Eso sí, es importante asegurarnos que provenga de un vivero que los plante con el fin de comercializarlos.

Además, también es necesario que nos informemos del servicio de recogida que nos pueda ofrecer el vivero o incluso el ayuntamiento de nuestro municipio, ya que así nos aseguraremos de que acabe siendo reciclado (en astillas para biomasa o compost, por ejemplo) o trasplantado, aunque sean muy pocos los que sobrevivan las altas temperaturas de las calefacciones de casa y pueden volverse a plantar. 

Según un informe de Carbon Trust (texto en inglés), la huella de carbono de un árbol artificial de 2m es de hasta de 40 kg de CO2, y solo resultaría más sostenible que uno natural que termina quemado, si fuese reutilizado por al menos 10 años.

Dicho esto, la opción más sostenible sería optar por árboles que utilizan materiales reciclados y biodegradables como puede ser un árbol hecho con cartón, con ramas de árbol o con un pallet, y que se pueden reutilizar año tras año. En este artículo de Ecoinventos nos dan hasta 31 opciones para crear un árbol de Navidad con materiales reciclados.

La comida mejor de proximidad y de temporada

Crea menús para la cena de Nochebuena o para el día de Navidad, basados en productos de temporada e intenta comprar la comida en comercios locales. 

La comida local y de temporada no necesita ser transportada largas distancias desde lejos, ni refrigerada para conservar sus propiedades. Así, su huella de carbono es mucho menor. Además, estarás apoyando a la economía local y, seguramente, los productos que compres serán de más calidad y tendrán mejor sabor.  

Por ejemplo, puedes preparar brochetas con frutas de temporada: kiwis, naranjas, mandarinas, uvas o granada. En cuanto a verduras la alcachofa, el puerro, el pimiento rojo, la berenjena o el calabacín son de temporada en diciembre. 

Puedes consultar el listado completo de alimentos en los calendarios anuales de frutas y verduras de temporada que publica la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) en su página web.

Descongela la comida en la nevera, guarda las sobras y usa el lavavajillas

Seguramente durante estas fechas también necesitarás descongelar comida que hayas comprado con antelación. 

Recuerda que siempre es mejor descongelar la comida dentro de la nevera para conservar sus propiedades. Además, el frío que desprenden los alimentos congelados ayudará a mantener la temperatura de este electrodoméstico, haciendo que consuma menos electricidad.

A pesar de que este año nos vamos a juntar menos gente en cada comida, siempre quedan sobras que se pueden aprovechar. Deja los tuppers a mano para guardarlas en la nevera o congelarlas. Así, te ahorrarás cocinar otro día y no estarás malgastando comida, dinero, ni consumiendo energía en tu cocina. Eso sí, asegúrate de esperar a que los restos de comida y tuppers estén fríos para ponerlos en la nevera.

En este sentido, también te recomendamos que uses el lavavajillas en vez de lavarlo todo a mano. Ya que es más eficiente y te permitirá ahorrar en tu factura. Eso si, asegúrate de que esté lleno y utiliza un programa ECO.

Pásate al Furoshiki y envuelve tus regalos sin papel 

Durante estas fiestas siempre acabamos con los contenedores llenos de papel de regalo y cintas. Normalmente estos envoltorios están hechos con materiales que son difíciles de reciclar y acaban directamente en la basura.

Según un estudio del INE (Instituto Nacional de Estadística) se generan un millón de toneladas de papel y cartón durante los meses de diciembre y enero en todo el territorio español. Esto hace evidente la necesidad de reducir el uso de este tipo de envoltorios y buscar alternativas más sostenibles.

En Japón es usual envolver objetos usando la técnica del Furoshiki, es decir, con un pañuelo o pieza de tela que recibe este mismo nombre. Lo ideal es usar trozos de tela que tengamos en casa y que podamos reutilizar para ser más sostenibles.

Si te animas a envolver tus regalos con telas o furoshiki estas Navidades, no te pierdas este artículo donde podrás encontrar hasta 10 maneras diferentes de envolver regalos usando la técnica del Furoshiki.

Y si alguien te da un regalo envuelto con papel de regalo no olvides reciclarlo, al igual que todos los embalajes de plástico y cartón.

¿La iluminación navideña puede ser sostenible?

No existe la iluminación navideña sostenible. Es cierto que podemos disminuir el impacto energético y ser más eficientes utilizando luces de bajo consumo, que también nos ayudarán a reducir la factura de luz. Aún así, lo más sostenible sería no usar luces simplemente como decoración.

Entendemos que prescindir completamente de estas luces no entrará en los planes de mucha gente, por lo que hay algunos pequeños cambios que podemos hacer para ser más eficientes como, por ejemplo: limitar las horas de encendido de las luces, asegurarnos que las luces usadas son LED e introducir velas en la iluminación navideña, siempre y cuando no supongan ningún riesgo para los más pequeños.  

Estos son los principales cambios que puedes poner en práctica para celebrar una Navidad más sostenible este 2020, y evitar que suba tu factura de la luz en casa. No hace falta cumplir con cada uno de los 5 consejos para unas Navidades más sostenibles, aunque sería ideal. Con que pongamos en práctica solo uno, ya estaremos siendo más respetuosos con el planeta. 

Además, te dejamos algunos consejos para ayudarte a mantener a raya tu consumo eléctrico en casa durante las vacaciones de Navidad.

Solo nos queda desearte unas fiestas llenas de energía renovada. ¡Feliz Navidad!

Noticias relacionadas

Te llamamos

Déjanos tu número y te llamamos en menos de 24h

Genial! Tu teléfono se ha enviado correctamente. En breve recibirás nuestra llamada.